Arabia Saudí compra el escudo antimisiles estadounidense por 12.800 millones

Escudo antimisiles

En la misma semana, con apenas días de diferencia, Arabia Saudí ha cerrado acuerdos armamentísticos con Estados Unidos y Rusia. La casa de los Saud acaba de adquirir a Washington el escudo antimisiles THAAD por 15.000 millones de dólares (unos 12.800 millones de euros) alegando la amenaza de su archienemigo iraní y su poderoso programa balístico.

El Departamento de Estado estadounidense ha aprobado la venta de 44 unidades de la Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD), 360 misiles, radares y estaciones de control. El Pentágono ha reconocido en un comunicado que la transacción mejorará “a largo plazo la seguridad de Arabia Saudí y los países vecinos del golfo Pérsico contra las amenazas iraníes y regionales”.

“Fortalece -ha agregado- los intereses de seguridad nacional y política extranjera de EEUU“. La administración estadounidense, sin embargo, subraya que el acuerdo comercial “no alterará el equilibrio militar en el región”. Desde su llegada a la Casa Blanca, Donald Trump se ha alineado completamente con las posiciones de Riad respecto a Irán o el bloqueo de Qatar, inaugurado el pasado junio.

El THAAD es un sistema de derribo de misiles balísticos de corto, intermedio y medio alcance a través del impacto directo. Puede alcanzar los 200 kilómetros de distancia y los 150 kilómetros de altitud. Precisamente Estados Unidos completó a principios del pasado septiembre el despliegue de esta avanzada arma en Corea del Sur para contrarrestar los misiles norcoreanos en caso de un ataque sobre su territorio a pesar de las críticas de China, recelosa del potente escáner con el que cuenta el sistema.

La compra coincide con el acuerdo alcanzado por el régimen saudí con Rusia para la adquisición del sistema con misiles antiaéreos S-400, anunciado el pasado jueves por la televisión saudí Al Arabiya coincidiendo con la histórica visita del rey Salman a Moscú. Durante el periplo, ambos países también firmaron un memorando para el desarrollo de la industria armamentística del reino. La información no precisó el número de sistemas comprado ni el montante final.

Las compras militares de Riad se producen en la misma semana en la que la ONU ha incluido a Arabia Saudí y la coalición de países árabes que bombardea Yemen desde marzo de 2015 en la lista negra de grupos que asesinan y mutilan a menores de edad por 38 ataques aéreos contra hospitales y escuelas que dejaron 683 víctimas infantiles a lo largo del pasado año. Una medida duramente criticada este viernes por la diplomacia saudí.

Desde España, la campaña “Armas Bajo Control” -integrada por Amnistía Internacional, Greenpeace, FundiPau y Oxfam Intermó- ha instado repetidamente al Gobierno al cese de la venta de municiones, granadas de mortero, diversos sistemas y equipos y aviones a Arabia Saudí, unas transacciones que alcanzaron los 650 millones de euros entre 2015 y 2016. Las organizaciones involucradas han alertado de que el material armamentístico puede facilitar la comisión de graves violaciones del derecho internacional en Yemen.

 

Written by une


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*