Cataluña perderá 61.000 millones anuales en PIB con la fuga de sus grandes empresas por el 1-O

carles-puigdemont-oriol-junqueras

carles-puigdemont-oriol-junqueras

Los bancos y grandes corporaciones que han acordado durante las últimas horas abandonar Cataluña, o han anunciado
que lo harán si la Generalitat de Carles Puigdemont declara la independencia, suman una cifra de negocio de más de
61.000 millones de euros anuales.
Cataluña pierde esta riqueza económica, debido al auténtico pavor que causa a las empresas el proyecto secesionista
pilotado por los antisistema de la CUP. A partir de ahora, estos ingresos computarán en el Producto Interior Bruto (PIB)
de las distintas provincias en las que han instalado su sede social las corporaciones que huyen de Cataluña.
El golpe más duro para los secesionistas ha sido la marcha, en las últimas horas, de los bancos radicados en Cataluña.
CaixaBank traslada su sede social a Valencia, mientras que su Fundación y su holding industrial Criteria se trasladan a
Palma de Mallorca. El grupo declaró el año pasado una cifra de negocio de 7.827 millones de euros.
También uno de los grupos participados por Criteria, el gigante de las infraestructuras Abertis, ha convocado su consejo
de administración para estudiar el traslado de su sede. Abertis registró el año pasado una facturación de 4.758 millones
de euros

En cuanto al Banco de Sabadell, presidido por Josep Oliu, ha acordado trasladar su sede social y scal
a las antiguas
instalaciones de la CAM en Alicante. El Sabadell obtuvo el año pasado una cifra de negocio que ronda los 6.200 millones
de euros.  Otros dos bancos abandonan Cataluña. Mediolanum (con una cifra de negocio que ronda los 50,4 millones) se
va a Valencia y Arquia Banca (unos 18 millones), la antigua Caja de Arquitectos, se marcha a Madrid.
En estos movimientos de la banca ha sido determinante la necesidad de mantener el acceso a la nanciación
del Banco
Central Europeo (BCE) y al euro, el castigo que estaban sufriendo en Bolsa por la incertidumbre que los separatistas han
creado en Cataluña, y el temor a la retirada masiva de depósitos (que ya había comenzado a producirse) en el conjunto
de España.
El último grupo que ha anunciado su traslado desde Barcelona a Madrid, este mismo sábado, ha sido Aguas de
Barcelona (Agbar), cuya facturación se situó en torno a los 400 millones. Y el viernes lo hizo Gas Natural Fenosa, que
tiene una cifra de negocio de 23.184 millones de euros anuales.

Written by une


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*